Mostrando entradas con la etiqueta placer lencería. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta placer lencería. Mostrar todas las entradas

lunes, 24 de octubre de 2016

Mucha lencería con mi novio

Mucha lencería con mi novio


La verdad que a mi novio le encanta jugar con lencería, además de que hagamos diferentes papeles en la cama, además de algunas aventuras eróticas que nos inventamos, en todo eso somos muy imaginativos la verdad, algo que a ambos nos gusta y siempre sabemos aprovechar entre nosotros. Con nuestra imaginación siempre bis gusta crear otro tipo de situaciones para que ambos disfrutemos de placer, con lo que nos gusta comprar normalmente algunos de los artículos de sex-shop para que sea todo mucho más animado, como por ejemplo lencería erótica y algunos productos de ese estilo. Cuando vimos algunos de los productos de la página picansex.com la verdad que tuvimos muchas dudas sobre algunos, pero nos respondieron todas las dudas el servicio al cliente y la verdad que pudimos aprovechar todas las compras. A mi novio le encanto el modelo de babydoll kitten con tanga negro que le pareció perfecto para mí, así que por mi parte como le gusto pues pude disfrutar mucho más de ese complemento que a mí también me encantaba.



A los días nos llegó sin problema a casa, por lo que empezamos a disfrutar de nuestro ratito a solas y pudimos empezar a preparar todo, él quería darme muchos besos con lo que poco a poco nos pusimos más mimosos, dándonos caricias y aprovechando el momento, la verdad que yo me sentía muy segura con mi mini vestido babydoll negro con lo que sabiendo que a él le iba a gustar no tuve problema en aprovechar algunas de las ventajas. Empecé a darle besos también y acariciar su cuerpo, poco a poco nos íbamos haciendo uno entre besos y caricias, con lo que cuando llegó el momento vio la lencería y le encanto, por él dice que me la ponga siempre me lo ponga. Poco a poco nos íbamos calentando mutuamente, con lo que nuestros cuerpos se iban uniendo en uno, ambos disfrutábamos del placer sin límites, jugando con nuestra lencería y aprovechando los juguetes que teníamos por casa. Una buena forma de disfrutar del placer con muchos complementos nuevos para los días de amor.